Abogado bancario
Llamar a un abogado bancario

Contrato de Prestamo Mutuo

El mutuante es el prestamista y tener la capacidad general para contratar, pero ademas debe tener poder de disposición. El mutuatorio además de tener la capacidad para contratar se ve limitado por unas prohibiciones especiales. No lo pueden ser los menores emancipados o habilitados de edad, sin consentimiento padres o curador (artículo 323 Código Civil), no puede participar en este contrato sin obtener determinados complementos de capacidad. Y los tutores, no pueden celebrar el contrato sin autorización judicial (art. 272.-5º).

El prestamo mutuo tiene una serie de características que debe cumplir: se necesita la entrega de la cosa, es un contrato real, sea dinero u otras cosas consumibles ( art.1740-1753). La forma de pago se regula según el principio de libertad recogido en el artículo 1280.

El prestatario, o mutuatario, recibe en propiedad la cosa prestada, con obligación de restituir otro tanto de la misma especie y calidad mas unos intereses que se hayan estipulado (Art.1755).

Las causas de extinción son las generales que el Código Civil estipula para los contratos y además unas especcificas para los prestamos mutuos: cuando el plazo se ha pactado se ha de respetar, y si el plazo no se hubiera pactado de manera concreta, serán los tribunales los que lo determinen de acuerdo al Art. 1128 CC.
También se conocen diferentes causas de nulidad de estos tipos de contratos, recogidas en la Ley de Represión de la Usura, de 23 de julio de 1908, todavía en vigor. Causas como: si se estipula un interés muy superior al normal y desproporcionado con las circunstancias del caso y manifestandose motivos que se ha aceptado el prestamo por uan situación angustiosa.
Será igualmente nulo el contrato en que se suponga recibida mayor cantidad que la verdaderamente entregada, cualesquiera que sean su entidad y circunstancias...”

El Tribunal Supremo de Justicia también establece una serie de consecuencias en cuanto a la declaración de nulidad de un contrato de prestamo usuario, no ipso iure o inexistencia, a tenor de la JTS, la consecuencia que se origina es anulable, la parte interesada debe ejercitar la acción, en el plazo de 15 años (Art.1964 CC). Se predente una reducción por compensación entre los intereses pagados y los que queden por pagar.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE