Abogado bancario
Llamar a un abogado bancario

Cláusulas suelo

Cláusulas suelo en Madrid

La mayoría de los contratos hipotecarios cuentan con un interés variable. Un interés variable implica que a lo largo de la duración total del préstamo hipotecario, el interés puede variar, lo que afectará a la mensualidad a pagar, que podrá subir o bajar a lo largo del tiempo. Además de este interés variable, se aplica un diferencial, que varía según las condiciones específicas que establezca cada entidad bancaria. 

Las entidades bancarias habitualmente toman como referencia para este interés variable un índice determinado, que suele ser el Euribor. Se trata de un tipo de interés de ámbito europeo que varía en función del tipo de interés que se aplica entre entidades bancarias cuando se prestan dinero.

Debido a las fluctuaciones que sufre este tipo de interés, que puede subir o bajar a lo largo de la historia la cuota mensual de la hipoteca también variará, ya que su cálculo está supeditado a este interés.

Para establecer unos topes mínimos y máximos a estas variaciones, en muchos contratos hipotecarios se incluían las denominadas cláusulas suelo. De este modo, aunque el tipo de interés de referencia bajase por debajo del mínimo establecido como tope, se aplicaría el mínimo acordado. En la práctica, la cuota mensual de la hipoteca no bajaba todo lo que lo hubiera hecho de haberse aplicado el interés real ya que estaba delimitada por un tope a la baja.

De la misma forma, existen las denominadas “cláusulas techo” que establecen un tope máximo, por lo que la cuota mensual nunca podría superar una cifra determinada.

Otro tipo de hipotecas, como aquellas que toman como referencia un interés  fijo o las hipotecas multidivisa no incluyen este tipo de cláusulas suelo.

El objetivo principal de estas cláusulas es la protección de las entidades financieras frente a una bajada acusada del Euribor y de los deudores en caso de que lo que se produjera fuera un alza pronunciada.

La jurisprudencia posterior ha establecido que en cualquier caso no estaban compensados estos topes ya que era más probable que se produjera la bajada por lo que habría que aplicar el tope mínimo pero no tanto un alza como la que estaba prevista en la cláusula techo.

¿Su contrato hipotecario tiene cláusula suelo? ¿Desea eliminar este tipo de cláusula de su contrato? ¿Su entidad bancaria se niega a negociar para la supresión de la cláusula suelo?

En cualquiera de estas circunstancias podemos ayudarle. Desde nuestro despacho de abogados bancarios en Madrid le ofreceremos toda la asistencia legal que necesita para conseguir que se eliminen dichas cláusulas. Si las negociaciones con el banco no surten efecto podemos acudir a la vía judicial para conseguir su supresión.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE